martes, 4 de diciembre de 2007

La asociación de fibromialgia reivindica más ayudas para la mejora en la calidad de vida



«La palabra fibromialgia significa dolor en los músculos y en los tejidos que conectan los huesos, ligamentos y tendones. Es una afección reumática, crónica de causa desconocida y degenerativa». Así lo explicó ayer el presidente de la asociación comarcal de fibromialgia, Fernando de la Cruz, quien señaló que los objetivos de este colectivo es concienciar a la población de la existencia de esta enfermedad.

Varios socios se reunieron ayer con el alcalde, José María Ramírez, y con el concejal de Sanidad, Pedro Velasco, para reivindicar una serie de ayudas que puedan mejorar el funcionamiento de la asociación y esto redunde en la calidad de vida de los 30 socios que la forman. Un local, ya que actualmente se reúnen en el centro de salud, subvenciones, ayudas municipales, un concierto con algún gimnasio en el que poder utilizar la piscina, el desarrollo de talleres ocupacionales o la petición de colaborar con la emisora municipal, son algunas de las peticiones a las que el alcalde dará una respuesta tras estudiar la situación.

Ramírez se mostró muy receptivo con esta asociación de fibromialgia y manifestó que la labor que hacen es la de «complementar al hospital en un problema que afecta a muchas personas».

La Organización Mundial de la Salud la reconoció como enfermedad en el año 1990, y afecta al tres por ciento de la población, más a las mujeres que a los hombres.

La asociación de Almendralejo es la cuarta que existe en Extremadura y tiene asociados también a vecinos de Aceuchal y Solana de los Barros. Nació en noviembre del pasado año con la intención de defender los derecho jurídicos, laborales y sociales de la población afectada. «Antes se conocía como la 'enfermedad del vago', pero son unos dolores insoportables», señaló la vicepresidente Pepa Pulido.

Para ponerse en contacto con ellos, la asociación ha facilitado una serie de teléfonos que son 609 519 390 o 680 384 491. Para pertenecer a ella se debe estar diagnosticado de fibromialgia o fatiga crónica por la Seguridad Social. Además, se encuentran inmersos en la preparación de las actividades para reivindicar el próximo 12 de mayo, Día Internacional de la Fibromialgia.